Capacitación y trabajo durante el porfiriato

La Escuela Nacional de Artes y Oficios para Mujeres

por Miguel López Domínguez

Desde finales del siglo XIX el proceso de industrialización, poco a poco, convirtió a la ciudad de México en una de las principales zonas industriales del país, pero también en uno de los centros urbanos donde esas fábricas modernas convivieron con empresas pequeñas, talleres artesanales y unidades de producción casera, cuyos propietarios no siempre dispusieron de la fuerza laboral masculina y, por lo tanto, tendían a contratar mujeres para ocupar esos empleos.

            En este contexto, la instrucción de la mano de obra femenina fue importante. El gobierno porfirista consideró que le permitía a las mujeres obtener mejores condiciones de vida para ellas y sus familias y, además, porque su participación laboral era considerada un aspecto esencial para el progreso y la prosperidad de la sociedad. Fue así que se buscó otorgar a las féminas, desde una edad temprana, la instrucción en trabajos considerados “propios de su sexo” y acordes con los requerimientos que el país demandaba, con el propósito de cooperar en el crecimiento económico local y nacional.

            La Escuela Nacional de Artes y Oficios para Mujeres (ENAOM) instaurada en la ciudad de México en 1871 y clausurada hasta 1935, se ubicó en la calle de Chiquis número 12 (hoy calle de La Academia) a espaldas de Palacio Nacional. Esta fue una institución que el gobierno promovió como el espacio de capacitación ideal, donde desarrollarían habilidades y adquirirían destrezas para convertirse en trabajadoras capaces de ejercer actividades que, sin alterar los papeles tradicionales que la sociedad les había asignado, les permitieran contribuir con el desarrollo del país y ganarse la vida de forma honrada y bien remunerada.

            Para llevar a cabo este ideal, los pedagogos porfiristas pusieron en marcha un sistema educativo que, en primer lugar, permitió la incorporación de mujeres de entre 12 y 30 años a las aulas de la ENAOM para reforzar sus conocimientos en gramática, lectura, aritmética, dibujo natural y lineal, moral e inglés, pero sobre todo en talleres donde se les enseñaron oficios como la pasamanería, la bonetería y el bordado, pintura en porcelana, elaboración de flores artificiales, confección de sombreros, economía doméstica, encuadernación e imprenta, estenografía y mecanografía. En segundo lugar, se procuraría disciplinarlas mediante una adecuada distribución de los tiempos de capacitación para el trabajo, con el objetivo de inculcarles el hábito de la puntualidad y para acostumbrarlas a los estrictos horarios requeridos en los espacios laborales donde eventualmente encontrarían una forma de subsistencia. De esta forma, los directivos de la ENAOM buscaron que las alumnas aprovecharan los tiempos de instrucción en los talleres, pero también convertirlas en trabajadoras capaces de satisfacer las demandas de consumo del entorno urbano.       

            En el ámbito escolar, la instrucción para el trabajo fue satisfactoria porque las alumnas aprendieron un oficio, por ello sus dirigentes caracterizaron a la ENAOM como un semillero de especialistas que al egresar obtenían trabajo como oficiales en talleres, casas de modistas y oficinas con sueldos remunerativos. Sin embargo, las trayectorias laborales de las egresadas del plantel dictan una historia muy distinta a la pronunciada en el discurso oficial, porque aunque el crecimiento económico durante el porfiriato abrió algunos espacios de trabajo, sus posibilidades estuvieron mediadas por las restricciones derivadas de la división laboral por género, la saturación del mercado de trabajo y por un contexto político y social que a finales del porfiriato impidió a las autoridades de la escuela consolidar programas de estudio que proporcionaran a las estudiantes mejores destrezas laborales para competir por un empleo y, por lo tanto, asegurar su futuro laboral.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s