Sobre Genaro Zalpa

Cómo somos, qué creemos, cómo vivimos. Cultura, religiones y vida cotidiana, México, Universidad Autónoma de Aguascalientes, 2021

por Mariana Terán

Cada sociedad coloca lo que es parte de su vida cotidiana en su plano central, así para una determinada sociedad algo podrá ser relevante, mientras que para otra será eso, irrelevante. Los ejemplos se multiplican: qué es relevante para nuestras sociedades contemporáneas respecto al tema de igualdad de género, impartición de justicia, ampliación de las libertades públicas e individuales, en franco contraste con lo que el muy liberal de Melchor Ocampo a mitad del siglo XIX entendió por la familia a través de su famosa epístola pronunciada una y otra vez en cada celebración matrimonial. Esto nos llama a considerar que no hay semánticas universales dictadas desde estratos condicionados por apreciaciones estrictamente lingüísticas y jurídicas, sino semánticas históricas y culturales.

Genaro Zalpa, se preguntó por la vieja fórmula que enmarca la construcción del sentido social que hace comunidad: ¿es la estructura la que condiciona las acciones humanas o son las acciones humanas las que alcanzan a mover la estructura social? Si me apuran, esta pregunta la hago propia: ¿quién hace la historia: los procesos, el tiempo o los hombres?  

La enorme nómina revisada de “autores sociológicos” por Genaro Zalpa le sirve a nuestro autor para encontrar su posición teórica. Este volumen responde a la curiosidad, pero también a las más de cuatro décadas de lectura, magisterio, discusión intergeneracional, comparación de modelos sociológicos, interpretación y la genuina insistencia en que su voz fuese enmarcada en un estado de la cuestión de la Sociología y Antropología que pretendiera, por una parte, lograr una síntesis, y por otra, reconocer su lugar en ella. 

En 1978 la editorial argentina Amorrortu publicó un libro que para Genaro y para muchos de nosotros se volvería un clásico: La construcción social de la realidad, de Luckmann y Berger. Por aquellos ayeres, la carrera de Sociología de la Universidad Autónoma de Aguascalientes se abría cancha con el empuje y creatividad de Felipe Martínez Rizo y Genaro Zalpa. Fue en la siguiente década cuando este volumen se volvió texto escolar en la licenciatura en las clases de Genaro, quien planteó la pregunta ya citada y propuso que este sería un inteligente acercamiento para resolver el enigma: ni la estructura pesa tanto para inmovilizar la voluntad, ni la voluntad se torna voluntarismo para modificar a su antojo la estructura.

La compleja pregunta sociológica, que también es filosófica e histórica, le permitió al autor ir, como Cliford Geertz, Tras los hechos para encontrar su sentido. Comer, beber y acompañar no son solo actos del diario vivir que se desdibujan justo porque transitan en eso que se llama vida cotidiana, tan de todos, tan vivida, como confirmara Gadamer en Verdad y Método, aquella vida que se liquida en el diario vivir o José Ortega y Gasset al referirse a la experiencia vital, única, insustituible y al mismo tiempo, portadora de numerosos lazos de encuentro con la tradición reconocida en la fusión de horizontes en que el tiempo pasado es interpelado por el tiempo presente por lo que llamara el filósofo español, “los temas de nuestro tiempo”. Regreso: esos minúsculos actos del diario vivir no son repeticiones insignificantes, se vuelven experiencias de sentido para arropar y encarnar la identidad cultural de una comunidad. Comer, beber y acompañar son acciones individuales que se tornar en lazos de solidaridad comunitaria y de pertenencia social, en tal sentido, la decisión de estar aquí y ahora, como hemos estado en otros aquí y ahora, cara a cara, pretende no solo la construcción social de la realidad, sino su necesaria reconstrucción ¿por qué? porque no nos queda de otra.     

Comer, no es solo alimentar al cuerpo humano; beber no solo es alzar la copa, sino enredarse en los laberintos de múltiples sentidos para la comprensión de la dimensión humana de por qué siente, ríe, llora, lamenta, conmisera, sufre o se enfrenta una comunidad culturalmente a los miedos. 

Estos días, en el Doctorado en Estudios Contemporáneos de la Universidad Autónoma de Zacatecas, se invitó al Dr. Arturo Nalhe García, quien fuera procurador del estado de Zacatecas y actualmente presidente magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la entidad. Habló del “tema de temas”, la inseguridad. Reconoció que la cuestión había rebasado a las instituciones, se había multiplicado, diseminado, y al mismo tiempo representaba uno de los más importantes puntos de la agenda internacional. Partió del asesinato de Caín a su hermano y constató que el delito más atroz es, sin duda, el homicidio doloso, porque con el secuestro se pierde la libertad, con el robo se pierde la propiedad, con la violación se pierde la íntima sexualidad, pero con el homicidio se pierde la vida. Dio un dato escalofriante: en 2014, en su último año como procurador, se registraron 134 homicidios en Zacatecas; siete años después 1740. El magistrado describió que el municipio de Fresnillo dejaba de ser el municipio más peligroso e inseguro de México porque ahora lo ocupaban los municipios de Zacatecas y Guadalupe, donde vivimos. Las causas, múltiples, de todos lados: desempleo, pobreza, deserción escolar, violencia familiar y un largo etcétera que hacen que cada parte cancerosa contamine a las otras. Genaro se preguntó cómo somos, yo pregunto cómo hemos dejado de ser lo que somos; se preguntó qué creemos, yo pregunto por qué dejamos de creer; se preguntó cómo vivimos, yo pregunto cómo el miedo se nos ha incrustado en nuestro diario vivir. Cómo el sentido social se fragmenta porque se han roto las tramas y urdimbres de la vida cotidiana. 

Sin duda, Cómo somos, qué creemos, cómo vivimos, es una excelente síntesis sociológica, un libro necesario que debe salir de los campus universitarios y ser discutido por representar un andamio para explicar y comprender la construcción y deconstrucción social de la realidad habitada, ahora, con los temas de nuestro tiempo. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s