Notas sobre las relaciones afectivas y sexuales de las africanas y afrodescendientes en Lima, Perú

(Segunda parte)

por Maribel Arrelucea Barrantes

En el 2010 sustenté la tesis de maestría (Género, estamentalidad y etnicidad en las estrategias cotidianas de las esclavas de Lima, 1760-1800. Lima: UNMSM). Revisé las escasas quejas de sevicia espiritual y demandas para variar de dominio para reconstruir las complejas relaciones sexuales y afectivas entre amos y esclavizadas. Las esclavizadas eran vistas como mujeres sin honor, por tanto, no podían reclamar la restauración de la honra, solo podían demandar por sevicia (exceso de castigo) o sevicia espiritual (relaciones sexuales previa promesa de libertad). Pero, en ambos casos, las esclavizadas necesitaban testigos honorables. Con todo esto, no asombra saber que casi nunca obtuvieron la libertad. Puede parecernos una derrota; sin embargo, también era una victoria parcial porque podían negociar un jornal más bajo, un empleo menos demandante, estar más cerca de familiares e hijos, entre otros aspectos que pasan desapercibidos ante nuestros ojos.

Cuadro 9: Negra de guinea o criolla. Español. Producen mulatos. Cuadros de mestizaje del virrey Amat (1770). Fuente: Natalia Majluf (Ed.) Los cuadros de mestizaje del virrey Amat. Lima: MALI, 2000: pág. 36.

Estos documentos permiten detectar tres tipos de relaciones: la violación sexual, la seducción femenina y la relación afectiva. Estos dos últimos son los que aparecen con mayor nitidez en las quejas y demandas; algunas esclavas seducían a sus amos para reducir la violencia sexual y mejorar su alimentación, ropa y zapatos, incluso obtenían permisos, menos castigos y hasta joyas. Finalmente, las relaciones afectivas entre propietarios y esclavizadas permitieron un cierto poder doméstico, algunas administraron la economía doméstica, controlaron a otros esclavizados, tuvieron hijos y, a veces, incluso obtuvieron la libertad. Hay que anotar que las relaciones conyugales eran muy precarias, en parte porque todas las mujeres, sin importar casta, condición legal o fortuna, estaban subordinadas al esposo y, en el caso de las esclavizadas, sus parejas eran, al mismo tiempo, sus propietarios, lo cual las volvía más vulnerables porque, al menor problema, podían enviarlas a las panaderías o venderlas fuera de la ciudad.

Cuadro 12: Español. Quarterona de mulato. Produce quinterona de mulato. Fuente: Natalia Majluf (Ed.) Los cuadros de mestizaje del virrey Amat. Lima: MALI, 2000: pág.39.

En conjunto, la tesis desarrolla dos ideas fundamentales; en primer lugar, debemos dejar de percibir a todas las esclavizadas como víctimas sexuales paralizadas de terror; las hubo, pero también existieron otras que sacaron ventajas de los prejuicios existentes y consiguieron pequeñas conquistas usando su cuerpo; por tanto, las relaciones sexuales deben ser entendidas en el marco de la resistencia frente a la esclavitud. En segundo lugar, esto fue posible por el sistema esclavista en Lima, más cerca al modelo servil, por lo tanto, las relaciones personales cotidianas acercaban a los individuos a pesar de las jerarquías de género, etnicidad y casta. Además, estaba tan extendida que cualquier persona con algo de dinero podía ser dueña de un esclavizado, excepto los esclavizados. Los amos no eran solo “blancos”, en realidad, hombres y mujeres de cualquier casta procuraban comprar esclavizados incluyendo aquellos que habían pasado por la amarga experiencia de la esclavitud porque significaba una considerable fuente de ingresos.  Los documentos nos hablan de experiencias fallidas, llegaron al grado de denuncia cuando las relaciones se quebraron, el amo no cubrió las expectativas o no cumplió el pacto privado; pero entre líneas emergen matices que nos permite apreciar las diversas estrategias de las esclavizadas usando sus cuerpos, los prejuicios y las ansias de sobrevivir al sistema. Lamentablemente, los historiadores e historiadoras apenas vislumbramos una parte de la vida sexual y afectiva de amos y esclavizadas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s